En el esqueleto de la Noche

En el esqueleto de la noche

En el esqueleto de la noche


Sí lo dicho, sí un día escribo un libro ese será su título. Este poema es especial para mí, sintetiza por mucho mis miedos, paranoias, mis búsquedas. Quizás al final no dije nada, pero oculto en las palabras esta mi forma de ser.

Fui despertada en el esqueleto de la noche
Había quedado atrapada en las fauces del extásis artificial
Desnuda y delirando
me detuve en las clavículas del silencio
Temblaba ansiosa oculta en los ojos del miedo
Las cortinas de mi habitación volaban en el huracán
de la soledad
Tú no estabas
Quise salir corriendo y pedirle al señor de las tinieblas
me diera reposo
Tomé la cuerda con la que se diera muerte propia mi padre
y me la até al cuello
El sueño gritaba desde un rincón de la casa
y el esqueleto de la noche me arañaba
Sucedió entonces el milagro ,
como una visión transparente
Sucedió que entre la bruma
te ví llegar
me tendiste tu mano
pero no ví tu rostro
Quitaste la cuerda de mi cuello
y me llevaste en tus brazos al tálamo de mi tumba
Me ofreciste del vino suicida
y bebí aquel laúdano infame
Con un beso me despediste
Y seguiste tu camino
Yo ya no me movía
Veía entonces la piel de la madrugada
agregándose al esqueleto de la noche
y , el día se había hecho.

Anuncios

Acerca de Veronica Miranda

Mi desarrollo en la escena oscura, data ya de varios años. Participando en distintos proyectos culturales: Música, performance, poesía y cuento. Matter Tenebrarum fue el primer proyecto de corte personal, al cual le siguieron proyectos alternos como por ejemplo la banda punk Agonía y la banda postpunk "Cadáveres" en México D.F. Entrados los noventas el desarrollo de Matter Tenebrarum se vió reflejado en el Necrozine del mismo nombre de distribución gratuita en el Tianguis Cultural del Chopo. Ya entrados en los 2000, y conforme a una sana evolución el proyecto a través de internet denominado "La Herencia de Maldoror", nos llevó a ser una comunidad preferida en msn groups. La oscuridad, la noche como sintesis en las letras. Maldoror, como el sire, y Lautreamont el Icono. Lo fantasmal de nuestros pensamientos, hace de nosotros la tangible idea de que la conciencia no muere. Gracias VM
Esta entrada fue publicada en Kabaret poético y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s